Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

¿Inisa hará la PTAR de Neiva, señor Alcalde?

Nadie duda de la necesidad apremiante de Neiva de tener un sistema de tratamiento integral de TODAS sus aguas servidas para que no sigan contaminando el río Magdalena.

La discusión está en decidir y ejecutar el mejor y más económico método para lograr ese objetivo. Un grupo de técnicos y personas interesadas en el desarrollo de la ciudad, tienen el criterio de que el mejor método es el de las lagunas de estabilización y oxidación que utilizan la energía natural del sol para purificar el agua, a unos costos ínfimos, aunque son necesarias grandes extensiones para ello, en zonas alejadas de la ciudad misma, para lo cual se necesita llevar las aguas negras hasta allí, lo que sería el mayor costo de este sistema.

Neiva, por su ubicación geográfica en un extenso valle abierto, con sol permanente, puede utilizar esta riqueza natural para purificar sus aguas residuales y entregarlas al río Magdalena en condiciones normales. Desde 1986 se llegó a la conclusión, en el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, que este sistema, propuesto por el ingeniero Bosco Chicaíza, era el mejor para la ciudad, pero ahora no se ha tenido en cuenta.

Otros consideran que, basados en la experiencia de otros países, sobre todo de la zona templada, como Europa y Norteamérica, que no gozan como nosotros del sol tropical, o están en valle cerrados, como Medellín, debe acudirse a plantas compactas, movidas por costosa energía eléctrica, que no necesita las extensiones de las plantas abiertas con lagunas de oxidación, y pueden ubicarse en las ciudades.

Desde la administración del señor Héctor Aníbal Ramírez Escobar se viene promoviendo la instalación en el centro de la ciudad de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) compacta, que se negocia con una firma panameña, lo que explica los continuos viajes del señor exalcalde Ramírez a Panamá a conversaciones con socios o amigos suyos, de pronto muy vinculados a la firma interesada en venderle a Neiva esa PTAR. La administración actual heredó ese proyecto y lo ha defendido a capa y espada, como un compromiso con el exalcalde.

En un foro realizado en la semana que acaba de terminar el señor Alcalde y el Gerente de las Empresas Públicas, insistieron en la necesidad de la PTAR; y aunque dejaron abierta la posibilidad de abrir una licitación, dejaron la impresión de que se han casado con el proyecto del exalcalde Ramírez Escobar, sin tener en cuenta las preguntas hechas por el Comité de Veeduría de las Empresas Públicas, del cual hacen parte distinguidos líderes de la comunidad como el exgobernador Félix Trujillo Trujillo, el exrrector de la Universidad Surcolombiana, Édgar Machado, exalcaldes de la ciudad, como Germán Palomo García y Jesús Antonio Medina, y otras personalidades, partidarios de la solución de las lagunas de estabilización y que dejaron, en comunicado público, la inquietud de si se agotaron las instancias en el diseño de PTAR y si el estudio presentado cumple con toda la normatividad para conseguir su financiación a través de Planeación Nacional.

Por otra parte, un grupo de invitados por las Empresas Públicas, entre ellos varios periodistas, fue llevado a conocer la exitosa planta de San Fernando en Medellín, pero no han dicho si la de Neiva será construida por la misma firma y en las mismas condiciones. Por el contrario, aunque no se ha revelado públicamente, parece, según informes anónimos, pero dignos de fe, que nos han llegado, que aquí se contratará con la firma panameña “Ingeniería Industrial S.A. (INISA)”, propiedad del empresario brasileño Carlos Laucevicius, que hizo un contrato semejante en Yopal, denunciado como un total fracaso. Por eso nuestra pregunta inicial: ¿Inisa hará la PTAR de Neiva, señor Alcalde? Porque sobre esta empresa, su propietario y sus hazañas en Colombia tenemos más informes no precisamente positivos, señor Alcalde.