Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

Así debe mirarse un TLC

En la reciente rueda de negocios promovida por Proexport en Chicago, USA, las achiras del Huila fueron el producto con mayores posibilidades de colocación en ese mercado y en otras ciudades norteamericanas medidas por el interés mostrado por potenciales importadores. La grata sorpresa fue emitida por televisión el sábado pasado y el propio gerente de la firma, que participó en la rueda y viajó a otras ciudades, calificó estas opciones como de alta aceptabilidad, avalado por Proexport.

Aparte la satisfacción de ver nuestras achiras luchando en un mercado exigente, lo de destacar es la mejora enorme de un producto que tradicionalmente se ha visto como para consumo único de los opitas estén donde estén. Primer error que hemos cometido.

Pensar que las achiras no pueden ser calificadas como un snack (pasaboca) como en efecto pueden verlas los gringos. Así, perdimos por muchos años los esfuerzos de la empresa Ramo que fue la primera en empacar y vender como snack nuestro producto insignia. Pero había más problemas derivados de la dificultad de estandarizar el producto pues no son lo mismo las achiras de Fortalecillas que las de Altamira ni las de Hobo que las de Aipe. Así, atreverse la empresa opita a atender un mercado de gran volumen aunque se oriente a atender a la colonia colombiana y otras latinas donde las achiras han sido bien recibidas como en Centroamérica es una demostración de que se puede garantizar la misma calidad y textura, un requerimiento vital para seguir en cualquier mercado y de que esta limitación se ha superado.

Al tiempo con este excelente ejemplo de lectura de un mercado, una de las peticiones de los manifestantes en todos los puntos de conflicto en la pasada semana es la de renunciar a los TLC, algo que a la luz de los tratados internacionales resulta imposible sin que se paguen consecuencias mucho más graves.

Hay muchos que creen que cuando se tenían los mercados protegidos el crecimiento de nuestra economía fue mayor, algo inexacto.

Por el contrario, el proteccionismo nos volvió ineficientes y no competitivos que es lo que nos tiene afrontando los TLC con pocas posibilidades. Que bien por Achiras del Huila como por otros pequeños empresarios como los exportadores de cafés especiales que miran las amenazas como retos y van a alcanzar el éxito.