Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

NUEVAS AMENAZAS DE PARO

Se ha venido presentando algunas alteraciones del orden público en algunas regiones del país, especialmente en la zona del Catatumbo, donde millares de campesinos han salido a taponar algunas carreteras del departamento de Norte de Santander desde hace 27 días, buscando una salida negociada a la profunda crisis social, económica y ambiental que viven los campesinos de esa zona del departamento. De nada han servido los intentos del Gobierno Nacional para negociar con los líderes del paro, los ofrecimientos planteados por los voceros oficiales: Fernando Carrillo, Ministro del Interior; Ministro Consejero para el Diálogo Social, Luis Eduardo Garzón; Viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya y el Viceministro de Trabajo, Jorge Noé Ríos, entre otros, quienes han planteado inversiones por 120 mil millones de pesos, y la realización de tres mesas de trabajo para dirimir este conflicto social, que lleva varios muertos y decena de heridos por los enfrentamientos fuertes que han sostenido con la fuerza pública. De acuerdo a informes de inteligencia, existe una marcada presencia de grupos guerrilleros liderando este proceso de desestabilización en esta zona.

Sumado a lo anterior, la reunión que sostuvieron los representantes del sector caficultor a nivel nacional en la ciudad de Armenia la semana pasada, aprobaron irse a paro nuevamente a partir del 19 de agosto del presente año, por los supuestos incumplimientos del pacto que se firmó en Pereira para levantar el paro cafetero que se presentó durante el mes de marzo del presente año, el cual generó cuantiosas pérdidas para la economía nacional, por el taponamiento de los principales corredores viales de 14 departamentos. El Caquetá tuvo que soportar la parálisis del suministro de bienes y servicios que afectaron seriamente el abastecimiento de alimentos y materias primas para los sectores productivos del departamento y la circulación automotor con las regiones del interior del país.

De acuerdo a las declaraciones suministradas ayer en el periódico El Tiempo, por el Ministro del Interior Fernando Carrillo al periodista Yamid Amad, existe una campaña de sectores de extrema derecha y de extrema izquierda, para incendiar al país y desestabilizarlo y que se van a impedir dichos intentos. Ojalá logren concertar dichos acuerdos con los sectores productivos inconformes para evitar nuevamente una parálisis de la dinámica productiva del 50% del territorio nacional.