Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

CALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Hacer referencia al rol transcendental que tiene la Educación Superior significa reconocer y ubicar su contexto normativo, en la responsabilidad de las Instituciones de Educación Superior-IES  y el papel de la sociedad en general.

La Constitución Política de Colombia del 1991 establece diversos artículos que dan cuenta de los principios, características, autonomía de las IES, obligaciones y derechos que enmarcan la educación, así en el artículo 67: ”…Corresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección y vigilancia de la educación con el fin de velar por su calidad, por el cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los educandos; garantizar el adecuado cubrimiento del servicio y asegurar a los menores las condiciones necesarias para su acceso y permanencia en el sistema educativo.” Se desprende de manera clara la responsabilidad del Estado en su función social y con ello las exigencias de las Instituciones de Educación Superior: Técnicas Profesionales, Tecnológicas, Escuelas Tecnológicas, Instituciones Universitarias y Universidades que prestan este servicio.

En este sentido, la educación superior en Colombia enfrenta retos importantes dentro de los que se destacan la ampliación de los niveles de cobertura y el mejoramiento de la calidad de las instituciones que ofrecen servicios educativos en este nivel de enseñanza. Dentro de estos desafíos coexisten elementos que garantizan su cumplimiento tales como el Registro Calificado, el Sistema Nacional de Evaluación, la Certificación ISO 9000 y el Sistema Nacional de Acreditación (Ley 30), este último, legitima la calidad de un programa o institución y evalúa diversos factores que dan o no apertura al desarrollo de acciones educativas para la comunidad académica, la región y el país.

Responder a las necesidades de la región y el país constituye la incorporación de Políticas de Educación Superior. Una de estas políticas hace alusión a la “Cobertura” y en Colombia según las Estadísticas de Educación Superior del Ministerio de Educación Nacional-MEN, en el país la cobertura aproximadamente llega al 45,5%. Comparado con países de América Latina está cifra es inferior a países como Chile, Argentina, Puerto Rico y Uruguay.

Otro de los lineamientos es el “Mejoramiento de la Calidad” y está diseñado para mejorar la calidad de la educación logrando que todos los estudiantes independientemente de su procedencia, situación económica, social y cultural, cuenten con las oportunidades para desarrollar continuamente sus competencias, habilidades y valores.

Dicha calidad puede ser medida por la sociedad en general utilizando los cuatro Sistemas de Información disponibles por el MEN. El primero, Sistema Nacional de Información de la Educación Superior-SNIES (http://www.mineducacion.gov.co/sistemasdeinformacion/1735/w3-propertyname-2672.html), permite a la sociedad consultar las instituciones, los programas ofertados, las estadísticas de estudiantes por programa, docentes por nivel de formación (profesionales, especialistas, magíster, doctores), por vinculación (cátedra, medio tiempo y tiempo completo), infraestructura entre otros datos fundamentales que deben ser conocidos por la ciudadanía.  

El segundo, el Observatorio Laboral (http://www.graduadoscolombia.edu.co/) ofrece la siguiente información: demanda de profesionales, oferta de profesionales y programas académicos, calidad de los programas académicos, ofertas de las instituciones, salarios, entre otros. Esta información en tiempo real es útil al sector empleador, padres de familia, estudiantes de enseñanza media, docentes, IES, alcaldías, gobernaciones y en general a todo el sector público y privado para que pueda tomar decisiones de formación acordes a las demandas sociales.   

El tercero, el Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior-SACES (http://www.mineducacion.gov.co/sistemasdeinformacion/1735/propertyvalue-41698.html) permite monitorear los nuevos procesos y metodologías definidos por el MEN y que estén en cumplimiento del Decreto 1295 de 2010 que establece las condiciones mínimas de calidad de programas e instituciones de educación superior. 

El Sistema de Prevención y Análisis a la Deserción en las IES-SPADIES (http://www.mineducacion.gov.co/sistemasdeinformacion/1735/w3-propertyname-2895.html), es el cuarto sistema de información al que se puede acceder para hacer seguimiento a las cifras de abandono estudiantil por programa e institución educativa e identificar los factores que inciden para que los estudiantes decidan abandonar sus estudios. El SPADIES permite entonces visibilizar las variables para que así las instituciones, docentes, padres de familia, entre otros actores sociales, establezcan estrategias que fomenten la permanencia y sensibilicen en la importancia de formarse académicamente.  

En relación al SPADIES, se constituye el alcance de la política de “Pertinencia de la Educación”, en donde la educación además de ser de calidad debe fortalecer la relación universidad-empresa, identificar y caracterizar la población a quien se dirige y sus necesidades; promover la responsabilidad social, la internacionalización, el uso de las TIC y la adquisición de un segundo idioma y  asegurar que los estudiantes alcancen un desempeño ciudadano y productivo para mejorar sus condiciones de vida y garantizar la competitividad del país.

Una política que es transversal a las diferentes actividades de la educación superior mencionadas, es la “Eficiencia” que contribuye a la modernización de la administración y de la gestión de las instituciones a través del fortalecimiento de la autonomía de las IES y la gestión.

La sociedad debe entonces reconocer que si bien el Estado y las IES tienen responsabilidad en los procesos de calidad de la educación superior, también su rol debe contribuir a ello a través de la relación, la comunicación e información que les permitan participar y tomar decisiones acertadas en pro del mejoramiento de la calidad de la educación y la elección de formación (programas académicos), la apertura de oportunidades laborales y la capacidad para responder a las necesidades y competencias que requiere el mundo actual.