Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

LA NEIVA QUE SOÑAMOS

 
LA NEIVA QUE SOÑAMOS
 
 
En la tertulia El Botalón, el doctor Germán Liévano nos sugirió que escribiéramos un artículo que reflejara el sentir y el deseo para ver una Neiva atractiva para todos los capitalinos y visitantes.

En varias ocasiones he escrito artículos por este mismo medio sobre cultura ciudadana, pero esta vez lo hago de una forma diferente, quiero mostrar a través de mi lente, fotos (hechas en diciembre de 2011) que parodian la frase “una imagen vale más que mil palabras”.

Hay que recordar que en una ciudad demostramos lo que somos, se puede hacer un paralelo con la casa que habitamos; si vemos orden y limpieza nos vamos a sentir más a gusto y sobretodo orgullosos de nuestra casa, de nuestra ciudad. En esta ocasión mostraré la contaminación visual (también tenemos la auditiva) además, la falta de conciencia de los propietarios de inmuebles de mantenerlos limpios y en buen estado. Comenzaré con solo estos dos aspectos que serian un buen principio de regalo para nuestra ciudad y para nosotros mismos.

Sugerencias: en las vías principales y de mayor flujo vehicular no deben de estar estas casetas y si es tan necesario, que se coloque una por cada manzana y alejadas por lo menos 10 metros de las esquinas; que estén pintadas de un solo tono y ojalá con tonalidades grisáceas; que los usuarios de estas casetas se comprometan a mantenerlos higiénicamente, sin aguas sucias, sin propagandas, sin elementos que implican desaseo y desorden; que solamente se les permita llevar y traer una butaca.

Todas las culatas de los edificios deben pintarse, es parte de la fachada del inmueble y para esta celebración debemos pintar nuestras casas y edificios; arreglemos los jardines y andenes; los avisos comerciales no deben de repetirse en un local (en el centro ya están reconocidos la mayoría de los negocios); y deben adecuarse a las exigencias normativas establecidas para los establecimientos comerciales; ya existe en la electrificadora la orden para que sean retirados los cables de luz en el centro de la ciudad; los edificios que son patrimonio de la ciudad deben conservarse en excelente estado y no se debe permitir ningún elemento u objeto al frente de ellos; es deber de las autoridades abrir conciencia a la ciudadanía de diferentes maneras, por ejemplo: en los colegios enseñando la educación cívica y respeto al medio ambiente y en las demás zonas de mayor afluencia (parques y zonas de recreación) con creativos y vistosos mensajes promoviendo la cultura ciudadana.

Con motivo de la celebración de los 400 años de Neiva, deseo que tanto los gobernantes como los ciudadanos nos comprometárnos a construir una ciudad amable, limpia, ordenada, atenta, segura para sentirnos orgullosos de ser neivanos.

Hasta la próxima… Un feliz y próspero año, tengo la esperanza de que veremos transformación positiva tanto en Neiva como en nuestro departamento del HUILA, para que el sueño de los neivanos como el de nuestro más grande poeta y escritor de nuestra amada tierra JOSÉ EUSTASIO RIVERA, se realice: ser una TIERRA DE PROMISIÓN.