Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

¿ TIENEN MERITO LOS AVALES ?

Con la entrega de los avales para las contiendas políticas  se predeterminan sobre nuestras poblaciones las condiciones de éxito  o de fracaso con irreversibles afectaciones al mediano y al largo plazo.  Bajo esta condición, el constituyente primario está circunscrito de manera forzada a depositar su voto en el ejercicio de una frágil democracia producto de componendas e intereses personales y familiares a favor de los patricios políticos quienes otorgan dichos avales, sin importar la condición moral y capacidad de gestión de sus apadrinados.
 
Tenemos dolorosos antecedentes, al nivel nacional valga el ejemplo, Alternativa Liberal en cabeza del Ex ministro de Justicia Alberto Santofimio Botero le entrego el beneplácito a un aspirante político del Departamento de Antioquia de altísima recordación mundial Pablo Emilio Escobar Gaviria, con los resultados ampliamente reseñados en nuestra Patria.  Para el nivel departamental, el comité de ética del partido de gobierno al nivel nacional, le expide a ambiciosa aspirante la conformidad para que llegue a la gobernación del Departamento del Huila, cuando ella no contaba con la resolución de un buen número de investigaciones disciplinarias en su contra y las providencias le generaron su retiro, en un ejercicio oneroso en términos económicos, políticos y administrativos.
 
La lección no es aprendida y quienes han administrado las preferencias ciudadanas con  indicadores de gestión no convincentes en lo colectivo e indiscutibles en lo personal, señalan para ejercer las más altas dignidades a familiares por el mérito de su  consanguinidad o porque son de a pie y vienen de abajo.  ¿Acaso no se requieren condiciones morales, gerenciales, formación académica, experiencia especifica, equipo de trabajo y conocimiento del ente que pretenden administrar?
 
Bajo este esquema, estamos cada vez mas lejos de resolver nuestros problemas de ciudad y de región aproximándonos aún más a la inviabilidad económica y financiera que nos condenarán ineludiblemente a la figura  concordataria prevista por la ley  y cuyas consecuencias son realmente fatales.  De no realizarse un verdadero cambio de modelo administrativo terminaremos de descender al fondo y el verdadero responsable al final, es el elector permisivo y tolerante con grupillos inescrupulosos y camarillas corruptas que nos están llevando a la extinción total de un Estado justo  y equitativo.
 
Sea esta la oportunidad para valorar a las nuevas figuras, quienes en diversos ejercicios profesionales exitosos en el sector privado generosamente han destinado valioso tiempo de su vida y demás recursos de sus entornos para estudiar la problemática común y con valor tratar de incursionar hacia lo público, ofreciendo un servicio honorable frente a caciques con aspiraciones vitalicias de alucinante poder continuado a través de sus protegidos asociados.
 
Es necesario que se surta la información personal de todos los aspirantes a los distintos cargos de elección popular para que la ciudadanía pueda comparar sus perfiles académicos, profesionales, de experiencia, antecedentes morales y sobre todo las propuestas concretas que apunten  a la verdadera solución de los gravísimos problemas realmente dimensionados a través de estudios juiciosos.  Debe existir un compromiso  concreto, escrito y registrado para quienes resulten beneficiados con el favor popular puedan tener un seguimiento por parte de la ciudadanía sobre sus acciones y compromisos, descartando márgenes de engaño y populismos inoficiosos y perjudiciales.
 
Como comunidad conocemos buena parte de la problemática que carcome nuestras instituciones la tenemos identificada; por el hecho de convivir con ella no podemos sustraernos de la posibilidad de extirparla definitivamente.  El discurso populista tiene mucho desgaste y poco resultado.
 
Conciudadanos de Neiva y el Departamento del Huila: Ustedes deciden, es ahora o nunca; seguimos el mismo rumbo cuesta abajo o lo cambiamos.