Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

ECOSISTEMAS ESTRATEGICOS DEL HIUILA: UNA VISION FUTURISTA PARA DIARIO DEL HUILA RINCON DEL BOTALON

Esta semana en nuestra Tertulia fuimos gratificados con la presencia del Profesor Alfredo Olaya Amaya, Vicerrector de Investigaciones de la USCO, Doctor en Ingeniería en el  Area Recursos Hidráulicos de la Universidad Nacional de Medellín, Magister de la universidad de Costa Rica y líder de muchas actividades y trabajos académicos en la región sobre Ecologia e Hidráulica. Esta visita tuvo un afortunado acompañamiento por otros líderes y directivos de empresas y grupos que tienen que ver con la problemática ambiental por lo cual la discusión final fue muy enriquecedora. Básicamente se nos presentó un resumen de un amplio trabajo de  investigación  universitaria que encabeza un grupo llamado

Definiendo como ecosistema un río o una cuenca hidrográfica o un macizo o una selva o cualquier otra situación geográfica que cumpla una serie de requisitos que permita individualizarlo y caracterizarlo  por atributos físicos o ambientales o culturales o inclusive religiosos, el estudio de este importante grupo ha venido desglosando la geografía regional buscando la definición de aquellos ecosistemas que se pueden considerar estratégicos, es decir, aquellos que son imprescindibles o muy importante en la consecución de los objetivos de subsistencia o desarrollo de una colectividad o grupo humano específico. Pero este proceso de búsqueda, definición y calificación no es gratuito ni facilista por cuanto debe cumplir al menos 25 criterios  ecológicos y socioculturales previamente definidos por los expertos en esta temática.

De esta manera el grupo ha venido definiendo los ecosistemas estratégicos del Huila entre los cuales sobresalen el Río Magdalena y el Macizo Colombiano. Y otros tales como los Parques Nacionales del Puracé, de la Cueva de los Guácharos, del Nevado del Huila, de la serranía de las Minas, del Cerro Páramo de Miraflores, de la Estrella Fluvial La Siberia , también lo son el Desierto de la Tatacoa, el embalse de Betania y las cuencas de los ríos Guarapas, Suaza,  Paez, río Neiva, Las ceibas,  Baché  y Cabrera, sin olvidar el corredor Biológico entre Puracé y la Cueva de los Guácharos. Pues bien la importancia de definir estos ecosistemas que por ser imprescindibles o muy necesarios para la producción y desarrollo de las comunidades que en ellos viven no es simplemente un asunto didáctico sino que su manejo y explotación debe ser sostenible y duradero por lo cual esto significa que las comunidades que en ellos moran o que derivan su sustento de ellas deben apropiarse de su defensa en forma tal que su propia supervivencia queda en juego. Pero además hay que entender que muchos de estos ecosistemas interactúan entresí y por lo tanto las fallas o problemas que surjan en uno pueden afectar al otro. Por consiguiente debe entenderse que este magnífico estudio del grupo que dirige el Profesor Olaya requiere ser visualizado como un insumo indispensable en el futuro de toda nuestra región por cuanto debe ser la base para la generación de los P.O.T. de cada uno de nuestros municipios así como de los distintos planes y proyectos de desarrollo del nivel regional. Porque además las entidades como la CAM pueden procesar esta información para a su vez proyectar las zonas de defensa y de reserva que se deben proteger para impedir que se deteriore en forma grave el medio ambiente, De hecho algunos de estos ecosistemas coinciden ya con zonas protegidas por la autoridad ambiental lo cual es loable y deseable- Porque la afectación ecológica en nuestro departamento es tan grave que es difícil preveer que ocurrirá en un corto plazo. El Río Magdalena se vé convertido en una cloaca porque se vierten desechos y residuos de toda especie, además de la tala de sus bosques y creciente sedimentación. El Macizo a pesar de las Expediciones y advertencias de expertos se viene secando progresivamente invadida por cultivos y manejos depredadores a tal punto que ya desapareció uno de sus páramos y la laguna parece un charco  rodeada de barriales que han perdido el manto protector de musgos y líquenes . Las cordilleras nuestras además de la tala de sus mantos vegetales ahora aparecen amenazadas por la explotación y exploración petrolera que no sólo fractura sus frágiles cortezas sino que contamina el subsuelo y los acuíferos por la utilización de tecnologías que sólo contemplan el costo y no se obligan ambientalmente a ninguna responsabilidad. Pero la alarma es general : nuestros ríos se secan, el Nevado está disminuyendo cada vez más su capa de hielo, los desiertos crecen y la frontera agrícola disminuye . Se intuye , se percibe y se siente que la humanidad en corto tiempo tendrá que luchar por el agua como fuente de toda vida. Entretanto nuestra dependencia colonial no nos permite optar por energías limpias ni preservar debidamente nuestro entorno. Mientras  otras naciones como Japón optan por otras alternativas como es el hidrógeno como fuente de energiá y la China masifica el uso de la energía eléctrica para sus automotores, nosotros afrontamos la amenaza de la mal llamada locomotora energética-minera sin reglas de juego con el medio ambiente. La cercanía del uso de técnicas de explotación petroleras con la inyección de grandes cantidades de agua para ruptura hidráulica o "fracking"que ha sido prohibida en otros países como Alemania y Francia ya está siendo aceptada y subastada por nuestro gobierno a pesar de las múltiples advertencias al respecto. Todos nuestros ecosistemas estratégicos están en franco peligro de continuar siendo afectados. Por ello este primer paso de la investigación universitaria que nos ha presentado el Profesor Olaya y su grupo debe ser incentivado con la toma de conciencia no sólo de nuestros dirigentes sino en especial de la comunidad amenazada y afectada.