Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

OJALA QUE SEA VERDAD TANTA BELLEZA

Hoy nuevamente miles de huilenses iremos llenos de expectativas y alegrìa a cumplir nuestro derecho y obligación de elegir a quienes ostentaràn el titulo de representantes de la voluntad popular. Las calles seràn una demostración viva o del poder econòmico de los distintos candidatos o de su verdadera aceptación por las masas. Desconcertados hemos visto una espectacular campaña con altìsimos costos por parte de algunos aspirantes que seguramente superan con creces los topes fijados . Pero quizàs lo que màs llama la atención es la falta de programas ideològicos y polìticos que distingan unos de otros. Excepto por algunos grupos lamentablemente no mayoritarios las posiciones y ofertas electorales se circunscriben al apoyo personal de los distintos candidatos. Se rinde un culto a la personalidad de nuestros prohombres que envidiarìa cualquier amanecido maoìsta del pasado.Y esto hace que nuestros polìticos en su mayorìa no hayan tocado los `puntos crìticos de la situación nacional sino que en general aportan opciones de cirugìa menor o estètica eludiendo la definición ante los grandes retos que tiene la naciòn : corrupción y violencia. Todos los proyectos de ley y todas las empresas polìticas por mejor intencionadas que vengan sino traen un blindaje efectivo que genere soluciones para evitar la corrupción seràn fallidas a la larga. Y si no se procrea simultàneamente un entorno de paz pues tampoco seràn prösperas. Pero el dilema es analizar si la posición es buscar la paz negociada o contnuar la guerra eterna. Pues hay que tomar posiciones y la primera es reconocer que tenemos un conflicto bèlico nacional que absorbe , limita y cercena toda posibilidad de desarrollo real. Lo demàs es permanecer en la posición del avestruz con la cabeza en la arena ocultando la realidad. Y en el panorama regional pues requerimos unos lìderes que diseñen y comprometan un efectivo plan de desarrollo y que tambièn ejerzan un control polìtico de todo lo que sucede con las distintas administraciones . Los tìmidos intentos de control político que realizamos algunas organizaciones cìvicas o gremiales no pueden sustituìr la obligación irrefutable que tienen y tendràn los lìderes polìticos elegidos por voluntad popular. Da grima por ejemplo contemplar la ausencia polìtica en un debate reciente sobre seguridad ciudadana que en vez de ser enfocada con un carácter constructivo como querìamos los distintos sectores que firmamos una carta al señor Presidente, desembocò en un estèril conversatorio sobre la simpatìa y reconocimiento o nò que pudiera tener un distinguido funcionario. No se puede medir la seguridad ciudadana con esos parámetros como tampoco por las cifras sobre motos robadas o atracos denunciados cuando todos sabemos que hay un impresionante subrregistro de esos hechos porque no se percibe por la comunidad que sea ùtil denunciarlos .Y esto en vìsperas de elecciones lo que denota es precisamente la falta de seguimiento que tienen nuestros lìderes polìticos de las aspiraciones y expectativas de la comunidad.Ojalà que ahora sea distinto. Ojalà que nuestros futuros lideres asuman ese rol que està tan ausente. Ojalà que asuman con entereza y lucidez el papel que reclama la naciòn entera. Ojalà que ganen los honestos y los capaces y que se cumplan todas las promesas y aspiraciones…mejor dicho…OJALA QUE SEA VERDAD TANTA BELLEZA…