Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Archivo Tertulia

EL HUILA POST-CIELO: REFLEXIONES DE EL BOTALÓN

La forzosa salida de la Gobernación del departamento de la Dra. Cielo González Villa provocada por el fallo de la Procuraduría General de la Nación fue analizado por la tertulia de El Botalón en su acostumbrada reunión semanal particularmente en cuanto a los efectos que genera para los huilenses y la situación en que queda el Huila frente a sus opciones de desarrollo y a la nueva contienda electoral que, también obligatoriamente, debe surtirse.

En primer lugar, debe anotarse que aunque la creciente expectativa sobre la permanencia de la gobernadora que se había percibido por la opinión pública desde el inicio de su gestión por una especie de “una muerte anunciada” también termina con el fallo de la Procuraduría, deploramos que el departamento haya caído en una situación atípica que lleva a un nuevo proceso electoral con pérdida de gobernabilidad y a una temporalidad que afectará la coordinación necesaria con las instancias nacionales luego de que los gobernantes territoriales perdieran su autonomía como ordenadores de inversión por la alta participación de las regalías en este rubro. 

Es de esperarse que el Señor Presidente designe inmediatamente al gobernador encargado para reducir el periodo de incertidumbre y mantener la actividad gubernativa en los niveles requeridos. Al mismo tiempo, quien sea el escogido no solo debe tener las mismas calidades exigidas para el gobernador en propiedad, lo que asumimos será respetado por el señor presidente, sino ser un conocedor a fondo del Huila, sus necesidades y potencialidades y tener acceso a las instancias nacionales, condición fundamental en un gobierno centralista como el actual, además de tener una limpia hoja de servicios al escrutinio de las entidades de control.

En cuanto al proceso electoral que se avecina, los candidatos deben ofrecer un programa de gobierno (que el ganador está obligado a convertirlo en el Plan de Desarrollo departamental) realizable en un periodo de dos años y medio. En tales condiciones, es clave que los aspirantes tengan en cuenta, sin mezquindad alguna, los programas del actual plan de desarrollo que justifiquen su continuación y avalar las iniciativas con su armonización con el Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad para Todos y los estudios recientes que han marcado las posibilidades de desarrollo del Huila hasta el 2032. Hay que aprovechar las ventajas de tener prospectiva de futuro que supera los periodos de gobierno y traza un camino libre de colores políticos. Al igual que lo dicho para el gobernador encargado, es condición sinequanon candidatos transparentes que no admitan tacha alguna ante ninguna instancia. El principal garante de esta circunstancia tiene que ser el elector que ya no puede asumir el argumento de que mientras no se haya sancionado definitivamente no hay problema. Tampoco que el partido postulante le ha otorgado el aval pues en este lamentable caso de la gobernadora ya se dice que el partido de la U no tiene ninguna responsabilidad y no será sancionado. 

El Huila tiene que dejar de ser siempre una promesa para convertirse en una realidad construida por todos los huilenses. Como se dice, las crisis hay que convertirlas en oportunidades y creemos que esta es una que debe concitar el interés colectivo en busca de lo que queremos para nuestras generaciones por venir.