Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Actividades

Tertulia del 02/10/2018

EL “FIFAGATE” SACÓ A FLOTE LO PEOR DEL MEJOR DEPORTE: EL FUTBOL

Su llegada al Fútbol

Jorge Fernando Perdomo Polanía, prestigioso abogado, llegó a la presidencia del Atlético Huila, el equipo de nuestra tierra que participa en la liga colombiana, sin quererlo. El lamentable asesinato de su primo y ex - gobernador Jaime Lozada Perdomo, entonces presidente del club, lo puso frente a una realidad que resultó imposible de rechazar. Comenzó en el fútbol conociendo de crisis, pues el equipo opita pasaba por una tremenda situación que podía llevarlo al descenso como ya había ocurrido. Pero lo que no pensaba era que a nivel mundial se iba a encontrar con situaciones más críticas y que estas tendrían a directivos del fútbol colombiano como protagonistas de primera línea. El éxito obtenido con el equipo opita pues en su presidencia llegó dos veces a una final (Una con Atlético Nacional y Otra con el Medellín) además de superar las dificultades económicas alcanzando entradas promedio de entre 20.000 y 22.000 espectadores por partido, puso su nombre entre los directivos de figuración nacional.

“EL FIFAGATE”

En 2015, gracias a las investigaciones de la justicia norteamericana, apareció el escándalo conocido como “FIFAGATE” mediante el cual se conoció que directivos del máximo organismo mundial, FIFA, habían recibido cuantiosos sobornos para la aprobación de las sedes de los campeonatos mundiales en un entramado en el que participaban dirigentes de varias federaciones, asociaciones y los propios directivos de la FIFA como el suizo Blatter y el francés Platiní. En Colombia, fue señalado el presidente de la Dimayor Luis Bedoya de haber participado en los ilícitos lo cual se le comprobó y está en una cárcel de los Estados Unidos. Lo demás ya es de conocimiento público.

¿EL FÚTBOL, FOCO DE CORRUPCIÓN? 

A Nivel local, el fútbol colombiano también muestra hechos frecuentes de “mal olor”, de contratos sin justificación que más parecen relacionarse con posibles pagos o coimas. Todo esto decidió el Dr. Jorge Fernando Perdomo enfrentarlo antes que plegarse a quienes lo invitaban a hacer parte de todos los “entuertos” que encontraba. 
De contera, vino el problema del estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva otro tipo de “contrato tóxico” que, desde el punto de vista de su potencial de espectadores, nunca justificó tamaña ampliación. Con 20.000 espectadores de capacidad, habría sido suficiente y habría costado casi 3 veces menos. Los contertulios están pendientes de lo que se defina esta semana sobre el estadio que, como dijo Perdomo Polanía, más parece una imagen en televisión de un bombardeo en Aleppo que un estadio de fútbol. Es la vergüenza para los opitas.

Los contertulios reconocieron en el expositor su gran capacidad de expresión y la claridad con que presentó la problemática del futbol incluido el escándalo de la reventa de la boletería para el mundial de Rusia en este año que aún está en investigación y sobre la cual debe guardar reserva por tal condición. Pero quedamos todos satisfechos con esta tertulia pues es un tema que poco se ventila en el país y debería estar más presente en nuestro interés informativo y no solo los resultados de los partidos.