Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Actividades

Tertulia del 06/12/2017

JURÍDICAMENTE NO SE PODÍA CONTRATAR LA OPERACIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO Y DECIDÍ QUE ERA LA OPORTUNIDAD PARA ENTRAR A UN NEGOCIO QUE PODÍAMOS REALIZAR

EL ALUMBRADO PÚBLICO, UNA OPORTUNIDAD DE NEGOCIO 

Tal como lo reconoció el gerente de la Electrificadora del Huila, Hernando Ruiz López en Tertulia que se ocupó de este tema en noviembre pasado, el Alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez desde un comienzo consideró que la terminación de la concesión del Alumbrado Público a DICELECSA a finales de este mes de diciembre era una oportunidad para que el municipio incorporara a su administración directa este servicio público. A pesar de esto, la electrificadora insistió en su propuesta y los gremios económicos consideraron  que era viable una unión temporal entre las Empresas Públicas de Neiva y la Electrificadora del Huila lo cual tampoco ocurrió porque se impuso el criterio del Alcalde de pensar en el manejo directo del alumbrado público aunque inicialmente no se había estructurado la organización para ello. ¿Si así estaba concebido por qué tardó en oficializarlo?

ESPERANDO UN MEJOR AMBIENTE…

El interrogante planteado lo explicó el alcalde con la ayuda de la gerente de EPN Las Ceibas, Cielo Ortiz Serrato, quien lo acompaño en El Botalón y presentó las cifras del cambio provocado por la actual administración a una empresa reconocida como ineficiente, con pésimo manejo de su actividad principal no cual no ayudaba a justificar la decisión de entregarle el manejo del alumbrado público a semejante organización. Las cifras presentadas por la gerente mostraron un incremento importante de la inversión en tres años, al pasa de 3.000 millones a más de 16.000 millones. Por ello, dijo Lara Sánchez, la Junta Directiva de las Ceibas EPN aprobó que la entidad ofreciera el manejo del alumbrado público del que había sido interventora durante nueve años. Para el Alcalde, era un soporte fundamental mostrar otra cara del nuevo operador y decidió celebrar un convenio interadministrativo por seis meses, prorrogable a otro periodo similar, para que dicha empresa operara y mantuviera el sistema de alumbrado público al vencimiento del actual contrato con DICELECSA.

LA TALANQUERA JURÍDICA

A la par con estos análisis, la decisión del Consejo de Estado, favorable al municipio de Neiva, sobre el cobro del impuesto de Alumbrado Público que durante el periodo de seis meses que duró su discusión en esa corporación el municipio no pudo recaudarlo, le exigió al ejecutivo municipal  la presentación de un proyecto de Acuerdo para su implementación, mecanismo que tuvo que ser modificado por la reforma tributaria de comienzos de año lo cual, solo hasta la última reunión del periodo ordinario de sesiones, fue aprobado por el Concejo de la ciudad. Es decir, solo hasta hace 10 días el alcalde podía analizar la posibilidad de otorgar un contrato de largo plazo como lo exigía la propuesta de la Electrificadora como la de cualquier otro oferente. En resumen, el Alcalde Lara Sánchez no tenía, durante el periodo de análisis de las propuestas, facultades para definir de manera diferente la prestación del servicio y lo único que podía hacer fue lo que hizo. Esto no se conoció oportunamente por lo que los otros argumentos sobre la naturaleza de la Electrificadora versus el carácter jurídico de EPN y su origen 100% local, no jugaron ningún papel, contrario a la percepción inicial de la opinión pública sencillamente porque eran fácilmente rebatibles.  

LO QUE SE ESPERA DEL NUEVO NEGOCIO

Aunque la operación del sistema de alumbrado público es temporal, EPN espera gestionarlo por lo menos un año, es decir, contemplar dos periodos y obtener utilidades por 1.000 millones de pesos y reducir tres veces el actual costo de alumbrado público. Para el alcalde, el negocio es perfectamente viable, sencillo de manejar y otros municipios lo están haciendo con éxito. Esta parece una figura demasiado optimista pero, como lo pidió el burgomaestre, tengamos confianza en la actual administración. “La falta de confianza nos mata a los opitas” recordó Lara Sánchez.

Los contertulios expresaron su satisfacción con el planteamiento del alcalde Lara aunque mantiene sus reservas sobre la gestión de la EPN Las Ceibas ante el nuevo negocio. Sorprendió la calificación de negocio sencillo que se le atribuyó al sistema del alumbrado pues al tiempo que reconoció que el actual servicio es pésimo, manifestó que por donde se le mire, es fácil de manejar, lo cual se hará por Outsourcing. La confianza solicitada se le otorga pero, desde ya, El Botalón se declara expectante sobre este nuevo negocio que es estratégico para el desarrollo de la ciudad que es mucho más complejo que la sencillez con que se mira iluminar a la ciudad.

¡Éxitos, Señor Alcalde!