Fuerte y firme en sociedad por el Huila

Actividades

Tertulia del 25/02/2020

LA MASONERIA EN COLOMBIA

Dentro de los principios de la masonería está el impulso de la educación, por lo que masones aparecen en la creación de centros académicos importantes como la Universidad Libre, La Universidad Nacional y, dentro de su concepto del librepensamiento, apareciendo como promotores de la creación del colegio Santa Librada en Neiva, siendo su primer rector el jurista masón José María Rojas Garrido, natural del Agrado y quien ejerció como ejemplo de disciplina e inteligencia, los tres más importantes cargos del país: Presidente del Congreso, presidente de la Corte Suprema de Justicia y presidente de la Republica.

Su Origen en Colombia

Según el invitado, En la Nueva Granada en 1790 Don Antonio Nariño, crea una tertulia llamada Centro literario, que sería en 1793 convertida en “El Arcano sublime de la Filantropía”, y la cual se considera la primera logia masónica en nuestro territorio. Hacían parte de ella el español José Celestino Mutis, quien vino en la llamada Expedición Botánica y al parecer ya era masón, igualmente Pedro Fermín de Vargas, discípulo de Mutis y Corregidor de Zipaquirá, El Sabio Caldas, Jorge Tadeo Lozano y otros patriotas más. Aquí en 1791 Nariño traduce los Derechos del Hombre, que le envió Francisco Miranda, otro masón, residente en España e Inglaterra, a través del Virrey Espeleta, de quien, se ha confirmado, también era masón. En 1793 se hace la publicación clandestina de estos derechos, generando la detención de Nariño que es condenado a 10 años de prisión en África y a donde no llega, porque descubre no está incluido en la lista de los presos, pasando como pasajero y llegando sin inconveniente a Cádiz, donde lo esperaban Miranda y Vargas.

Miranda había creado en Londres la Logia Lautaro, de la que hicieron parte el Libertador Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander, Bernardo O Higgins y José de Sanmartín, libertadores de Suramérica. Miranda se había iniciado en Filadelfia, Estados Unidos, donde también fueron masones Benjamín Franklin y George Washington, líderes de la revolución norteamericana. Como se aprecia, los masones han tenido gran protagonismo en las principales acciones de creación o construcción de los principales hechos que estructuraron nacionalidad, país o región. La Masonería en el Huila

En lo que respecta a Neiva, Nariño llegó muchas veces, fortaleciendo aquí su ejército para la campaña libertadora del sur, que buscaba liberar desde Santafé hasta Quito; fue su principal líder el prócer Benito Salas Vargas, en cuyo homenaje se bautizó el actual aeropuerto de la ciudad y quien, si bien no se ha confirmado su participación en la masonería, era muy cercano a ella. Por esa época se reporta la existencia de la Logia “Discreción”, sede Neiva. Más adelante herederos de Benito Salas y su hermano Francisco, también fusilado por los realistas, engrosaron las filas de la masonería en las logias de Neiva y Bogotá.

José Hilario López, quien vivió en nuestro Tolima grande más de la mitad de su vida, también se destacó como masón, presidente promotor de la libertad de los esclavos y quien fuera enterrado en Campoalegre. Francisco Eustaquio Álvarez natural de Gigante, destacado jurista, magistrado del tribunal de Bogotá, masón de la logia Estrella del Tequendama No 11, publicó Manual de Lógica, senador en 1880 por el estado soberano del Tolima.

Ya en el siglo XX, la participación de la masonería en cargos directivos públicos y privados, en el desarrollo industrial fue igualmente destacada. Reynaldo Matiz Trujillo, quien trajo la luz eléctrica, las primeras duchas públicas, el cine y la aviación y quien fuera asesinado por defender los sectores pobres, obreros e indígenas, creó el primer sindicato de bogas del rio e impulsó su primera huelga. Posteriormente en la fundación de la Cámara de comercio en 1932, La federación de Cafeteros, entre los más importantes.

No es gratuita la presencia de masones en estos hechos históricos pues masón significa constructor y su principio clave es, precisamente, venerar al gran arquitecto del universo y su verdadero culto consiste principalmente en las buenas obras entre los 24 principios del código moral masónico.

La persecución que sufrió la masonería ha mantenido este movimiento como oculto o discreto lo cual impide que se mantenga la reserva sobre su verdadera actividad y se crea que sigue siendo una institución proscrita lo cual, quedó claro, tiene mucho que la defiende por sí misma. Como no se trataba de convencer a nadie sobre la masonería, por lo menos se logró una mayor información sobre ella con lo que podrán juzgar mejor su existencia.